Skip to content

El Terremoto en Chile y algunas lecciones de Boabom.

terremoto en chile

Sin duda el sismo de grado 8.8 en Chile es un fenómeno que dejará marcas por mucho tiempo en este país. En este tipo de situaciones es inevitable que las Escuelas de Boabom en Chile se afecten directa o indirectamente. Si bien, sovaldi dentro de las informaciones que tenemos, sovaldi sale los estudiantes están bien, prescription los profesores en perfectas condiciones y la infraestructura de las Escuelas no sufrieron mayores daños, la posibilidad de un daño mayor estuvo más que cercana y los efectos en la vida de todos son innegables.

Una de las primeras cosas que se nos puede venir en mente es que los valores que se enseñan en el Boabom, hoy, ante una situación como la de Chile, se hacen más evidentes. Existen muchas frases usadas en clases, que parecen estar hechas para el momento, como: “una buena base hace un buen edificio”, obvio en este momento, lo que se construyó con cuidado, quedó de pie, tal como en el Arte, el alumno detallista es el que alcanza el logro completo de la técnica. Por el contrario, una pequeña falla, un detalle mal ejecutado, un descuido, derrumba edificios. Pero también hay situaciones en que aun cuando la construcción es muy buena es imposible que resista (como el caso de los pueblos que sufrieron el terremoto y tsunami)… siempre se debe “esperar lo inesperado”.

A su vez los ideales de Disciplina, Respeto y Humildad enseñados en las Escuelas de Boabom se hacen patentes. Sólo con gran disciplina se reconstruye, sólo con respeto a los demás se mantiene el orden y se puede valorar la situación que cada uno ha sufrido y por último sólo con humildad podemos tener la serenidad para comprender, una humildad ante todo, ante la naturaleza, ante nuestra fragilidad, ante lo efímero de lo material.

boabom-chileTodos los que hemos vivimos este terremoto hemos aprendido algo. Quienes profundizan las Artes Boabom han visto con los hechos la importancia de las enseñanzas y consejos milenarios que se repiten desde los ecos y experiencias del pasado.

Por último, en estos momentos el país se ha movilizado en una serie de campañas de ayuda a la gente que ha sido afectada con el terremoto, como Escuela estaremos atentos a canalizar o realizar cualquier tipo de ayuda que vaya en cooperación de este meta.

Nuestro apoyo a todas las Escuelas de Chile, sus alumnos y profesores, a la gente que ha sufrido y a quienes están dispuestos a tender una mano sin pedir nada a cambio.

Usted me enseñó que el Arte era sorprendente… que había que esperar lo inesperado, y que siempre era bueno ir un paso adelante; intuí que, pensando usted así, no iría por el oeste, sino por el este, y que por supuesto no se iría en el tiempo que había señalado, sino antes” (Los Mil Caminos del Boabom)